portada 0005

Guía básica para cazar la inspiración

Desde siempre la inspiración ha sido ese elemento que los artistas han querido capturar, sin embargo ella es demasiado lista y nunca se queda quieta en un mismo sitio, es como si estuviese en constante migración, entra y sale del estudio sin pedir permiso si quiera.

Cada artista tiene sus trucos para invocarla, a veces se queda mucho tiempo y otras no, pero la visita siempre se hace notar. En este post os quiero compartir mi “receta especial” para conjurarla.

“Ingredientes” para la invocación

Alimenta el cerebro con elementos muy variados. A mí me gusta ver series y partidas de rol online, pero también puedes escuchar podcast, leer libros o artículos, visitar museos… Lo importante es consumir cultura de calidad, que te guste y te descubra nuevos horizontes.

A veces salir a dar un paseo puede ser el elemento clave para despejarte y tener esa idea que lo cambia todo, ir al cine o a una escape room con los amigos. Lo importante es moverse y experimentar, mantener la mente abierta a cosas nuevas y salir de tu zona de confort.

Conocer tus ritmos y altibajos. La inspiración viene de fuera y si no estás en tu mejor momento, por mucho que la invoques, nunca podrá llegar a ti. Saber cuando tienes que descansar, relajarte o meterte caña es esencial para poder percibir bien cuando las musas llaman a la puerta.

Cómo prepararte para cuando aparezca

Ahora que tienes todos los ingredientes para tu día a día, lo ideal es que te encuentre trabajando, para eso yo me ayudo de estos métodos:

Hazte un horario de trabajo. Sí, como cuando estabas en el colegio. A lo largo de la semana tengo mis horas de estudio/taller, marketing, CEO, administración… Gracias a eso me ciño a una guía en la cual siempre tengo cosas que hacer y cubro mi jornada laboral sin procrastinar.

Cuando no tengas encargos o no se te ocurra qué hacer estudia o practica cosas nuevas. Como artista freelance sé que el volumen de trabajo oscila según temporadas. En esos momentos en los que no tienes proyectos externos tienes una oportunidad para trabajar los internos o para formarte y aprender cosas nuevas. Hay mil y una excusas para seguir en el estudio trabajando, solo necesitas enfocarte en una y hacerla.

Lleva siempre una red encima

A veces, a pesar de tener todos los ingredientes y estar trabajando, puede parecer que la inspiración pasa de largo y llama a otra puerta… pero no siempre es así y, por eso, hay que llevar siempre una red encima. Tu red puede ser aquel elemento en el que almacenes todo tipo de ideas y referencias como libretas bocetos, notas, audios e incluso fotografías de lo que te ha inspirado.

Es conveniente revisar cada 7 o 15 días todas esas anotaciones o bocetos, descartar los que no te gusten y elegir aquellos que sean geniales. Así podrás seguir desarrollando nuevas ideas y proyectos de forma continua.

¿Cuán importante es la inspiración?

La inspiración puede parecer el elemento clave para el éxito como artista, pero no creo que eso sea 100% verdad. Sin duda tener a las musas de tu lado puede ayudar, pero no debes quedarte quiet@ hasta su llegada. El trabajo diario y la experiencia te darán métodos para la resolución de problemas que harán que todo sea más sencillo, incluso en los días o temporadas que no estés nada inspirado.

Para mí lo importante es encontrar el término medio entre la búsqueda continua de la inspiración y una dedicación constante que te dará experiencia, así uno retroalimentará al otro y el éxito, de una manera u de otra, estará asegurado.

Añadir un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario